LA DIVISIÓN DEL PATRIMONIO EN ESPAÑA

Sociedad de gananciales

En España, la división del patrimonio puede ocurrir por diferentes razones, como el fallecimiento de una persona, un divorcio o una separación. La ley española establece distintos criterios dependiendo de la situación específica.

  1. División por fallecimiento: Cuando una persona fallece, su patrimonio se divide entre sus herederos. En caso de que exista un testamento, se seguirán las disposiciones establecidas en él. Si no hay testamento, se aplicará la ley de sucesiones, que varía dependiendo de la comunidad autónoma en España.
  2. División por divorcio o separación: En casos de divorcio o separación, se divide el patrimonio acumulado durante el matrimonio. Aquí se aplican las normativas de liquidación del régimen económico matrimonial, que puede ser ganancial o de separación de bienes. En el caso del régimen ganancial, los bienes adquiridos durante el matrimonio se dividen a partes iguales entre ambos cónyuges.

En general, en el ámbito sucesorio, se pueden distinguir dos tipos de bienes:

  1. Bienes privativos: Son aquellos que pertenecen exclusivamente a uno de los cónyuges, ya sea por haberlos adquirido antes del matrimonio o por herencia o donación exclusiva a uno de ellos.
  2. Bienes gananciales: Son los bienes adquiridos durante el matrimonio y se consideran propiedad de ambos cónyuges a partes iguales, independientemente de quién los haya adquirido o quién conste como titular.

En todos los casos, es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho sucesorio o de familia para garantizar que la división del patrimonio se realice de acuerdo con la ley y los deseos de las partes involucradas.

Procedimiento.

El procedimiento para la división del patrimonio en España varía según la situación específica, ya sea por fallecimiento, divorcio, separación u otros motivos. Aquí te resumo los pasos generales para algunos casos comunes:

1. División por fallecimiento:

a. Determinación de herederos: Se verifica si hay testamento. Si lo hay, se identifican los herederos y se sigue lo dispuesto en el testamento. Si no existe testamento, se aplican las leyes de sucesión intestada para determinar los herederos legales.

b. Inventario y valoración de bienes: Se realiza un inventario detallado de los bienes y propiedades del fallecido. Luego se valúan estos bienes para determinar su valor total.

c. Pago de deudas y gastos: Se pagan las deudas y gastos del fallecido, utilizando los recursos del patrimonio heredado.

d. Reparto del patrimonio: Finalmente, se procede a la distribución de los bienes entre los herederos de acuerdo con la voluntad del fallecido o según las leyes de sucesión intestada.

2. División por divorcio o separación:

a. Liquidación del régimen económico matrimonial: Se evalúan y valoran todos los bienes y deudas adquiridos durante el matrimonio. Esto incluye propiedades, cuentas bancarias, inversiones, etc.

b. Acuerdo entre las partes o decisión judicial: Si las partes involucradas pueden llegar a un acuerdo sobre la división de los bienes, se procede con la distribución según lo acordado. En caso contrario, se puede requerir la intervención de un juez, quien tomará decisiones basadas en las leyes vigentes.

En ambos casos, es importante contar con la asesoría de profesionales legales especializados, como abogados o notarios, para garantizar que el procedimiento se realice de acuerdo con la ley y los intereses de todas las partes involucradas. Además, cada caso puede tener particularidades que requieran un enfoque específico, por lo que es esencial adaptar el procedimiento a la situación concreta.

Artículos relacionados

Pareja de hecho
Familia
Abogado

LA PAREJA DE HECHO EN ESPAÑA

En España, la pareja de hecho se refiere a dos personas que mantienen una relación de convivencia estable y pública, con una voluntad de permanencia

Leer más »
Scroll al inicio
Tu despacho de abogados

Le llamamos

Cumplimente el siguiente formulario y nos ponemos en contacto con Ud.

× ¿Cómo puedo ayudarte?